A modo de evitar que su cuñado haga comentarios despectivos en Nochebuena, Pedro Sánchez tratará de ser investido como presidente antes de las fiestas navideñas que ya se están acercando.

«Ademas de brindar confianza al pueblo, también es importante brindar confianza a la familia» dijo Sánchez en un comunicado. «Solo así podemos trabajar juntos para construir un país mejor»

Por el momento, no hay buenas noticias para Sánchez debido que, en el otro bando, Gabril Rufián también quiere callar a su cuñado en Navidad por lo que no se realizarán negociaciones hasta enero.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here