Un conductor de 21 años fue detenido por la policía al pasar el límite de velocidad. Al solicitarle los papeles, el joven sacó un librillo de OCB e, inmediatamente, fue multado por hacerse el listillo.

«Ellos me pidieron papeles, pero no especificaron cuáles» dijo el conductor a la prensa, mientras salía de pagar su multa. «Y como en ese momento tenía a mano el papel de fumar, pues se los mostré»

Sin embargo, el conductor aprendió una valiosa lección: si la policía le pide papeles, debe mostrar su carnet de conducir y no el librillo de OCB. De esa manera evitará pagar una multa y hasta ir a prisión por hacerse del loco.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here