La ciudad de Valencia encontró al justiciero que la gente necesita en estos duros momentos que el mundo entero está atravesando.

El arte de no hacer caso

A pesar de la orden de confinamiento decretada por las autoridades en todo el país, siempre estará aquel tonto que se crea que son unas vacaciones.

El estado de alarma, en vigor debido a la pandemia del coronavirus, ha dejado centenares de detenciones en la provincia. 

La mayoría porque simplemente decidieron no cumplir con las normas, poniéndose en riesgo a ellos mismos y a las personas que los rodean.

El enojo de las personas se acumulaba a medida que eran testigos de estos crímenes, cometidos impunemente por estos grupos de ignorantes que invadían las calles por capricho propio.

Esto llevó a que un individuo común y corriente, tome la decisión de llevar a cabo la justicia con sus propias manos.

persona disfrazada de dinosaurio en cuarentena
Dinosaurio atrapado paseando por las calles de Murcia en plena cuarentena.

Un héroe incomprendido

Se trata de Marc Batalla, un hombre de 59 años que, sin pensarlo detenidamente, agarró lo que primero encontró y dejó la comodidad de su hogar para hacer justicia. 

Un brazo de soporte Invision, sacado de la computadora que su hijo de 19 años utiliza para jugar videojuegos, fue declarado como la prueba principal contra este hombre.

La situación legal del señor Batalla no es del todo prometedora, pero definitivamente cuenta con el apoyo de cientos de personas, que claman por una absolución de los cargos que le fueron impuestos.

Actualmente, Marc se encuentra detenido en su domicilio, acompañado de su familia, aguardando una resolución a sus problemas legales.

persona disfrazada de perro en cuarentena
El hombre disfrazado de perro, otro de los ejemplos que Marc desea erradicar.

Espera interminable

La fecha en que esta cuarentena terminará sigue siendo una incógnita. Ni aún se sabe cuál fue el alcance que este virus tuvo en el país. 

Aunque, al parecer, este aislamiento tuvo buenos resultados, logrando reducir la cantidad de casos confirmados en los últimos días.

Esperar es lo único que todos los españoles podrán hacer para las próximas confiar en que la situación no se vuelva más grave de la que ya es.

calle de las barcas en cuarentena
Aún no se sabe cómo ni cuándo nuestras vidas volverán a la normalidad.

Y justamente esperar es también lo que nuestro preciado protagonista, Marc Batalla, y su hijo deberán hacer, que cuentan con nuestro apoyo.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here